Gobierno del Estado de México

Antecedentes

La administración pública en el Estado de México ha tenido una evolución histórica ligada a la propia dinámica social y al interés de responder de manera oportuna a las necesidades que la sociedad ha demandado.

En 1917, la estructura administrativa del gobierno estatal se expresaba en la Ley de Egresos, en donde existían algunas direcciones y departamentos dentro de los cuales ya se ubicaba el de fomento y obras públicas, con funciones relacionadas con caminos, ferrocarriles, correos, puentes, edificios, aeropuertos, jardines, industrias y comercios.

Es hasta 1955, cuando se expide una Ley Orgánica de las Dependencias del Poder Ejecutivo, en la que se establece la base del funcionamiento orgánico de la estructura central gubernamental, en este esquema, aparece la Dirección de Comunicaciones y Obras Públicas, la cual se encarga del despacho de asuntos tales como: comunicaciones ferroviarias, telecomunicaciones y servicios postales; construcciones y conservación de carreteras y caminos, de la red telefónica y de obras públicas en general del Gobierno del Estado de México.

Posteriormente, en el año de 1976 se expide La Ley Orgánica del Poder Ejecutivo del Estado, la cual, amplía a la Dirección de Comunicaciones y Obras Públicas la atención de asuntos más específicos, relacionados con comunicaciones, telecomunicaciones, radiotelefonía y otros servicios similares, así como en la construcción, reconstrucción y conservación de carreteras y caminos dentro de la jurisdicción del Estado.

En septiembre de 1981, a partir de la expedición de la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado de México (LOAPEM), se llevó a cabo una reforma administrativa orientada a agrupar en sectores específicos de actividad, a través de nueve Secretarías y una Procuraduría General de Justicia.

De esta manera, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas aparece como tal, con facultades para realizar acciones en materia de desarrollo urbano y construcción de obras públicas, regulación del desarrollo de comunicaciones y transportes (a través de la Dirección de Comunicaciones y Obras Públicas), y la operación de programas para el abastecimiento y tratamiento de aguas, así como proporcionar los servicios de agua potable y alcantarillado.

En el año de 1989, se creó la Junta de Caminos del Estado de México (JCEM), como organismo público descentralizado de carácter estatal, con el propósito de llevar a cabo acciones relativas a la planeación, programación, presupuestación, ejecución, conservación y mantenimiento de la infraestructura carretera del Estado. Por las características de su objeto social, la Junta de Caminos se sectorizó a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas.

En este contexto y como resultado del crecimiento de las funciones de la dependencia, se hizo necesario crear dos Subsecretarías, una encargada del desarrollo urbano y vivienda y otra de las comunicaciones y transportes, esto a partir del 10 de octubre de 1990, a través de la adición del artículo 32 bis de la LOAPEM.

Posteriormente, el 24 de diciembre de 1991 se reforma nuevamente la estructura y facultades de la dependencia, debido a la creación de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y de la Secretaría de Ecología, lo que ocasionó la transferencia de facultades a estas dependencias y la readecuación del objetivo general de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, encargándose exclusivamente del ordenamiento de los asentamientos humanos, de la regulación del desarrollo urbano y la vivienda y de la ejecución del Programa General de Obras del Gobierno del Estado de México.

Producto de esta reforma fue la creación de una nueva estructura de organización de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, compuesta por las Subsecretarías de Desarrollo Urbano y Vivienda; de Equipamiento Urbano y de Infraestructura Hidráulica, formalizada en el mes de abril de 1992; asimismo, en junio del mismo año, fue autorizada la estructura de organización de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes dividida en tres grandes áreas, la Dirección General de Vialidad, la Unidad de Comunicaciones y la Dirección General de Transporte Terrestre, y se re sectorizan bajo su coordinación, la Comisión de Transporte del Estado de México y la Junta de Caminos del Estado de México.

Como resultado de las nuevas tareas encomendadas a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, en marzo de 1999 se autorizó la reestructuración administrativa de la Dirección General de Obras Públicas y la supresión de la Subsecretaría de Infraestructura Hidráulica, debido a que ésta se fusionó con la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento (CEAS), para conformar al organismo público descentralizado denominado Comisión del Agua del Estado de México (CAEM) y, el 11 de octubre de 2002, con la expedición del Reglamento Interior de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, se abroga el Acuerdo del Ejecutivo del Estado, publicado en el Periódico Oficial “Gaceta del Gobierno” del 11 de febrero de 1993, donde se crea la Junta de Electrificación, como órgano desconcentrado de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, modificando su naturaleza jurídica para pasar como Dirección General de Electrificación adscrita a la Secretaría.

Respecto a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, en noviembre de 2000, la extinta Secretaría de Administración autorizó una nueva estructura de organización en la cual, se crearon dos Subsecretarías, la de Infraestructura Carretera, Vial y de Comunicaciones y la de Transporte.
Cuatro meses más tarde, el 3 de abril de 2001 se creó por Decreto del Ejecutivo del Estado, el organismo público descentralizado de carácter estatal denominado Sistema de Autopistas, Aeropuertos, Servicios Conexos y Auxiliares del Estado de México (SAASCAEM), con personalidad jurídica y patrimonio propios, con el propósito de coordinar los programas y acciones relacionados con la infraestructura vial de cuota, así como de efectuar investigaciones y estudios que permitieran al Gobierno del Estado sustentar las solicitudes de concesiones o permisos ante las autoridades federales para la administración, operación, explotación y, en su caso, construcción de aeródromos civiles en territorio estatal.

El 13 de diciembre del mismo año, se expidió el Código Administrativo del Estado de México referenciando en el Libro Séptimo sobre la infraestructura vial y transporte, por lo que a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes le correspondían las atribuciones relativas a la infraestructura vial primaria y del transporte, salvo el transporte de uso particular y comercial que le correspondería a la Secretaría General de Gobierno.

Asimismo, las atribuciones de la Junta de Caminos del Estado de México y del Sistema de Autopistas, Aeropuertos, Servicios Conexos y Auxiliares del Estado de México quedaron contempladas en el Código Administrativo.

En este tenor y después de haber fortalecido estructuralmente a la Secretaría de Comunicaciones y Transporte, el 2 de agosto de 2002, se emitió el Decreto Número 86 que reformó y adicionó diversos artículos de la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado de México, en donde a la Secretaría de Comunicaciones y Transporte se le modifican sus atribuciones para dividirse en dos dependencias, creándose la Secretaría de Comunicaciones, como dependencia encargada del desarrollo y administración de la infraestructura vial primaria y de la regulación de las comunicaciones de jurisdicción local, y la Secretaría de Transporte, como encargada de planear, formular, dirigir, coordinar, evaluar, ejecutar y supervisar las políticas y programas para el desarrollo integral del servicio público y de transporte de jurisdicción estatal y de sus servicios conexos.
Asimismo, el 10 de diciembre de 2002 se emitió el Decreto Número 113, con el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado de México (LOAPEM), en la cual, vuelven a modificarse las atribuciones de la Secretaría de Comunicaciones y las de la Secretaría de Transporte, quedando así la Secretaría de Comunicaciones como la encargada de desarrollar y administrar la infraestructura vial primaria y de la regulación de las comunicaciones de jurisdicción local (sistemas de transporte masivo o de alta capacidad).

En la reforma de la LOAPEM ya citada, también se modifican las atribuciones de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas para dividirse en dos dependencias: la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, encargada de los asentamientos humanos, regulación del desarrollo urbano y vivienda y la Secretaría del Agua y Obra Pública, que se encargaría de atender la obra pública y promover el desarrollo de la infraestructura hidráulica y eléctrica en la entidad.

Así, en mayo de 2003, la Secretaría de Administración autorizó la primera estructura de organización para la Secretaría del Agua, Obra Pública e Infraestructura para el Desarrollo (SAOPID), más tarde, en diciembre de 2005, con el propósito de identificar de manera ágil y sencilla a la Secretaría del Agua, Obra Pública e Infraestructura para el Desarrollo y considerando que la infraestructura para el desarrollo quedaba incluida en materia de obra pública, se cambió su denominación por la de Secretaría del Agua y Obra Pública, mediante el Decreto No. 189 que reformó la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado de México. Así, en marzo de 2006, se autorizó la estructura de organización en la que se reflejó el cambio de denominación de la Secretaría y se precisó el de la Subsecretaría del Ramo por el de Subsecretaría del Agua y Obra Pública.

Derivado de la dinámica de la administración pública estatal, la cual, hace necesario modernizar las estructuras de organización de las dependencias y organismos auxiliares, a fin de dotarlas de mayor capacidad para ejecutar sus planes, proyectos y procesos de trabajo, a través de reformas estructurales, cambiando y, en su caso, actualizando los objetivos y funciones de algunas unidades administrativas que las integran, a fin de dar cumplimiento a los objetivos y atribuciones que les competen.

Y bajo el considerando de que el desarrollo económico de la Nación, y en consecuencia de las entidades federativas está ligado a la infraestructura, condición indispensable para el establecimiento de industrias, comercio y prestadores de servicios; y que la obra pública en materia de agua, electrificación y comunicaciones están interrelacionadas, de tal manera que su planeación no debe estar sujeta a visiones parciales como consecuencia de atribuciones dispersas divididas entre dos Dependencias del Poder Ejecutivo, se crea en junio de 2015 la Secretaría de Infraestructura, concentrando en ella, las competencias de las Secretarías de Agua y Obra Pública y de Comunicaciones.

En este contexto, el objeto de la fusión de las dos Secretarías se atribuye a las condiciones indispensables de infraestructura pública para el desarrollo económico y social del Estado de México, a efecto establecer las bases administrativas para alentar la transformación y la competitividad económica y productiva de la entidad, que permita elevar la calidad de vida de la población, y fomentar la equidad y la inclusión social.

Bajo este orden de ideas, se crea, con la fusión de la Secretaría de Comunicaciones con la Secretaría del Agua y Obra Pública, la Secretaría de Infraestructura,  reformándose y adicionando diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado de México (LOAPEM), en la cual, queda la Secretaría de Infraestructura como la dependencia encargada del desarrollo y administración de la infraestructura vial primaria y de la regulación de las comunicaciones de jurisdicción local, que comprende los sistemas de transporte masivo o de alta capacidad, así como de ejecutar las obras públicas que tenga a su cargo y de promover el desarrollo de la infraestructura hidráulica y eléctrica en la Entidad.
Asimismo, se sectorizaron a la Secretaría de Infraestructura los organismos auxiliares: Junta de Caminos del Estado de México, Sistema de Autopistas, Aeropuertos, Servicios Conexos y Auxiliares del Estado de México, Sistema de Transporte Masivo y Teleférico del Estado de México, Comisión de la Cuenca del Río Lerma, Comisión Estatal para el Ahorro y Uso Eficiente de la Energía, Comisión del Agua del Estado de México y la Comisión Técnica del Agua del Estado de México.

Que con motivo de la publicación en el Periódico Oficial “Gaceta del Gobierno” del Decreto 244, se contempla la división de la Secretaría de Infraestructura, para crear la Secretaría de Comunicaciones y la Secretaría de Obra Pública, con la finalidad de especializar la prestación de servicios y ser muy puntual en los ejercicios de planeación, implementación, evaluación y control de la gestión pública, en materia de comunicaciones, agua y obra pública, con un enfoque mucho mas integral y una estructura orgánica ágil que permita el ejercicio de sus tareas .con mayor responsabilidad.
 

 

* Ver el Manual General de Organización de la Secretaría de Comunicaciones

* Ver el organigrama de la Secretaría de Comunicaciones